Qué ver en Triana

El barrio sevillano de Triana es una de las zonas más populares y de mayor riqueza cultural de la ciudad. Sus visitantes pueden explorar sus numerosos monumentos, museos e iglesias, así como disfrutar de su cocina tradicional andaluza.

El barrio de Triana, conocido por ser la cuna del flamenco, por ser barrio de marineros, artesanos, cantaores, bailaores y toreros, cautiva a turistas y viajeros curiosos de todo el mundo.

La autenticidad de su ambiente, las vistas de patios y casas antiguas, el río Guadalquivir bajo los famosos puentes que conectan Triana con el centro histórico de la ciudad y las antiguas fábricas de azulejos, cuentan una historia milenaria y revelan el alma popular del barrio.

Dentro de una visita a Sevilla, ésta es sin duda una parada obligada. Recuerda que también puedes realizar un Free Tour Por Triana

Qué Ver en Triana en 1 día

La mejor manera de descubrir el barrio de Triana es perderse por sus calles. Camina sin tener un destino concreto en mente y descubre los rincones más característicos de este barrio sevillano.

A continuación te recomendamos qué ver en el barrio de Triana de Sevilla.

1.- El Puente de Isabel II: El Puente de Triana

También conocido como Puente de Isabel II, es uno de los monumentos más emblemáticos del barrio. Conecta Triana con el centro histórico de la ciudad y es una de las mejores vistas que se pueden disfrutar de Triana y del río Guadalquivir.

Inicialmente era una pasarela de madera inestable sostenida por una serie de barcas, el Puente de Barcas.

Las obras del puente propiamente dicho comenzaron en 1845 y la inauguración tuvo lugar en 1852. En 1977 se iniciaron unas reformas que cambiaron, en parte, su aspecto.

Se trata de un puente de hierro, siendo el primero de sus características construido en España

Hoy en día, el puente de Triana es uno de los símbolos de la ciudad y del barrio. Por eso te sugiero que lo atravieses a pie antes de sumergirte en el ambiente de Triana.

2.- Plaza del Altozano

Tras cruzar el puente de Triana, se llega a la plaza del Altozano, centro neurálgico del barrio y lugar de encuentro de grandes cantaores de flamenco. 

De aquí parten varias calles importantes, como la peatonal San Jacinto, la calle Betis, Castilla o Pureza o las calles de los alfareros. 

En esta plaza, además de observar a la derecha el mercado de Triana y se pueden ver dos estatuas: una del torero Juan Belmonte y otra dedicada al Arte del flamenco. 

La primera escultura tiene la peculiaridad de estar hueca justo en el pecho. 

Si miras con atención a través del hueco en dirección al centro, podrás ver la Giralda perfectamente enmarcada.

3.- Calle Betis

calle betis Barrio de triana

Saliendo de la plaza del Altozano hacia la izquierda, nos encontramos con la renombrada calle Betis, calle con casas de colores vivos y balcones de hierro forjado llenas de flores y que siempre está muy animada.

La calle Betis toma la denominación del río Guadalquivir en la época romana.

Llega hasta la Plaza de Cuba, conectando Triana con el Barrio de los Remedios.

Con la cercanía del río y las terrazas de sus bares, hacen de esta calle una magnifica opción para pasar una agradable velada con vistas al río y al centro de la ciudad con la silueta de los monumentos más reconocidos de la ciudad, mientras se degusta algunas de sus delicias gastronómicas típicas, como el pescaíto frito o las pavías de bacalao en "La Primera del Puente" .

También es uno de los lugares principales donde, en verano, en el mes de Julio, se celebra la Velá de Santa Ana, un evento muy importante para trianeros y sevillanos.

A destacar la Casa de las Columnas, un edificio de 1780, que llegó a ser centro de formación de los marineros que partían a las Américas.

4.- El Mercado de Triana

Otra de las visitas obligadas en Triana es el reformado Mercado de Triana.

Llegar es muy fácil. Llegando desde el centro, desde el famoso 'Puente de Triana' lo encontrarás inmediatamente a su derecha.

Sin duda, uno de sus espacios emblemáticos y un lugar ideal para disfrutar de la gastronomía típica del barrio.

El edificio original data de 1823 pero se reformó con ocasión de la Expo 92 y , trasladado temporalmente a la calle Pagés del Corro hasta 2001.

Después de una larga restauración, el mercado volvió a abrir sus puertas y hoy en día alberga una amplia variedad de restaurantes y tiendas gourmet, aparte los puestos tradicionales de venta de frutas, carne, pescado, etc.

Curiosamente durante las obras de reforma se encontraron restos del antiguo castillo de San Jorge y un cementerio almohade.

Horario de los Puestos: lunes a sábado de 9 de la mañana a 15:00 horas

Horario de Bares y Restauración: lunes a sábado de 10:00 horas hasta la madrugada (domingos y festivos de 12:00 de la mañana a 5 de la tarde).

5.- Castillo de San Jorge

Saliendo por el mercado hacia la calle Castilla, a la derecha encontramos el Callejón de la Inquisición, lugar donde eran trasladados los presos acusados de herejía al Castillo de San Jorge, sede del Santo Oficio y cárcel de los herejes.

Un paso de unos 35 metros, con arcos al principio y al final que comunica con el Guadalquivir y con el Paseo de Nuestra Señora de la O.

El Castillo de San Jorge o Castillo de Triana, fue construido a mediados del siglo XIV para proteger Triana de los ataques por mar, sobre todo de los piratas berberiscos.

Fue el único edificio defensivo del barrio y se convirtió en primordial para la defensa de la ciudad.

Desde entonces y hasta 1785 sirvió como cárcel y cuartel general de la inquisición para ser donado luego a la ciudad de Sevilla.

Sobre sus restos se construyó el nuevo mercado de Triana y es actualmente centro de interpretación y museo de la Inquisición, el Centro Temático de la Tolerancia.

6.- Capilla de los Marineros

Otro lugar interesante por lo que representa para el barrio, si quieres saber qué visitar en Triana.

Saliendo de la Plaza del Altozano, hacia la calle Pureza nos encontramos con la Capilla de los Marineros, sede de la cofradía más antigua de Triana: la hermandad de la Esperanza de Triana, una de las vírgenes más veneradas y aclamadas en la Semana Santa sevillana (procesiona la madrugada del Jueves al Viernes Santo.

La capilla cuenta con una nave central y dos naves laterales, en una construcción de templo propio de la arquitectura sevillana.

7.- Iglesia de Santa Ana, la Catedral de Triana

Iglesia de Santa Ana

La Iglesia de Santa Ana es de estilo gótico-mudéjar, en una construcción de 1266 a instancia de Alfonso X el Sabio y, a pesar de las numerosas restauraciones, merece sin duda una visita.

También se la conoce como la Catedral de Triana, aunque su tamaño no es ciertamente comparable al de la catedral.

Sin embargo, la importancia para los vecinos de Triana de su parroquia es comparable a la de los sevillanos de su catedral.

En cuanto a su estructura, es una iglesia gótica con tres naves, siendo la central, más ancha y alta que las laterales.

El acceso es gratuito.

Puedes completar la información con el artículo que dedicamos especialmente a la Iglesia de Santa Ana.

8.- Museo de la Cerámica de Triana

El Museo de la Cerámica de Triana o Centro de Cerámica de Triana está ubicado en la antigua fábrica de Santa Ana, en el número 16 de la calle Callao y a la que se accede saliendo de la Plaza del altozano hacia la derecha.

El barrio de Triana, como es sabido, es conocido mundialmente por la producción de su cerámica y especialmente de sus azulejos.

En este centro, además de poder ver una exposición de los trabajos realizados en esta zona de la ciudad, podemos ver los restos de los antiguos hornos donde se cocía la cerámica. Un museo bastante novedoso que hay que ver en Triana.

Un museo especializado en la cerámica Triana, desde sus orígenes hasta la actualidad, y cuenta con una amplia colección de piezas, como las de Aníbal González para la Plaza de España.

El museo está dividido en tres plantas. En la primera se sitúan los talleres de alfarería y pintura, en los que se puede ver el proceso de fabricación de la cerámica.

El acceso al museo tiene un precio de 2, 10 euros..

9.- Capilla del Carmen

Capilla del Carmen
Capilla del Carmen en Triana

Justo en el Puente de Triana, a la derecha en dirección a la Plaza del Altozano, encontramos esta pequeña y peculiar capilla, pegada al mercado de abastos.

También llamada cariñosamente "capillita" o "mechero", cumple con la tradición de habilitar en las puertas del muralla de Sevilla, un retablo o capilla para rezar al santo al salir o entrar.

De hecho, aún hoy puede verse como muchas personas se paran para santiguarse al pasar.

Puede parecer "tener un aire" a la Plaza de España, con sus ladrillo, forja y azulejos y eso es así porque fue el mismo arquitecto, Aníbal González, que terminó de construirla en el año 1928 (al año siguiente moriría).

Pese a sus pequeñas dimensiones, su estructura cuenta con campanario, sacristía y capilla, de planta circular, según dicen, en un intento del arquitecto de homenajear con esta obra a los torres más famosas de la ciudad: la Torre del Oro y la Giralda.

Se puede visitar de lunes a sábado de 10 de la mañana a 13:00 horas

10.- Calle San Jacinto

calle san jacinto

Saliendo de la Plaza del Altozano, nos encontramos con una de las calles más señeras del barrio de Triana, una calle peatonal de unos 650 metros de longitud y numerosos comercios y locales de restauración.

Originariamente era la vía de conexión con el Aljarafe, y ha recibido diversas nomenclaturas (Carlos Márx en la Segunda República, por ejemplo) y a día de hoy es una de las calles trianeras más populares por la variedad de ofertas gastronómicas que ofrece.

Pero no solo es posible disfrutar del tapeo de sus bares.

La calle San Jacinto cuenta con varias paradas obligatorias para cualquier visitante :

  1. La iglesia Barroca de San Jacinto, del arquitecto Matías José de Figueroa, que también participaría en la joya de San Luis de los Franceses.
  2. Casa de los Mensaque, en el número 33, casa sevillana tradicional de 1900, actualmente propiedad del Ayuntamiento y Sede del Distrito de Triana.

11.- Patios y Corrales de Triana

Siguiendo con nuestras recomendaciones sobre qué visitar en el Barrio de Triana, los patios de vecinos que se pueden encontrar en el barrio de Triana, permiten ver mejor la esencia y evolución del barrio.

Con escasas dimensiones y pésimas condiciones de habitabilidad, los patios de Triana fueron muy populares en el Siglo XIX, donde se compartía penas y alegrías entre los vecinos y dotó al barrio de una fisonomía muy particular.

El patio se convertía en el centro social, donde también se compartían zonas comunes como aseos y lavaderos.

A día de hoy pueden verse algunos de estos patios, como por ejemplo:

  • en la calle Alfarería 138, el Corral de los Corchos, llamado así porque la mayoría de sus vecinos trabajaban en el corcho. Construido en 1940, tiene fuente central y farolas en las paredes.
  • en calle Alfarería 83-85-87, el Corral Largo, es un edificio de dos plantas construido al final del Siglo XX.
  • en calle Alfarería 32, la Cerca Hermosa
  • en Calle Castilla, 16, el Patio de Las Flores, el más antiguo (del año 1903) con una extensa vegetación y que cuenta con pozos y lavaderos.
  • en la calle San Jorge 19, El Corral San Jorge, uno de los más extensos. Reformado en 1929, destaca su arquitectura por las columnas de hierro fundido.
  • en la calle pureza número 72, La Casa Quemada (Quemá, según cuenta la leyenda por fundarse por el inquisidor Mayor, Torquemada), antiguo palacio del siglo XVII reconvertido en corral y que conserva los lavaderos comunes.
  • en la calle Pagés del Corro, 128, El Corral de La Encarnación , propiedad del Ayuntamiento de Sevilla y declarado bien de interés cultural.

Qué hacer en Triana

Si ya has visitado los lugares turísticos que te hemos recomendado y quieres participar en la vida de este famoso barrio trianero, te proponemos acudas a un espectáculo de flamenco auténtico, entre otras actividades

1.- Vida Nocturna en Triana: Acudir a un espectáculo de Flamenco.

Tierra de grandes cantaores de flamenco, declarado Patrimonio Mundial Inmaterial por la Unesco en 2010, Triana por la noche ofrece una amplia variedad de espectáculos flamencos para los visitantes de la ciudad, pero que también forma parte de la vida social sevillana, especialmente la nocturna:

  • Teatro Flamenco Triana (calle Pureza nº 76), con espectáculos de cante, baile y guitarra en el corazón del barrio de Triana.
  • Baraka Sala Flamenca (calle Pureza nº 107), con espectáculo de Tablao Flamenco tradicional.
  • Tablao Flamenco «Orillas de Triana», en calle Castilla 94, que comparte espacio con la escuela Flamenquería.

Además de espectáculos profesionales, hay otros locales de libre acceso donde se puede disfrutar del ambiente, tomar una copa, charlar e incluso participar.

IMPORTANTE: La vida nocturna en Sevilla empieza tarde, casi a medianoche...

  • Pura Esencia, en calle Betis nº 56. Un bar flamenco con actuaciones en directo.
  • Casa la Anselma, calle Pagés del Corro 49, donde de lunes a sábados hasta las 2,30 de la mañana se respira flamenco por todas partes. Aunque la entrada en gratuita, nuestra recomendación es que se reserve una mesa con antelación, que conlleva el pago de una consumición mínima.
  • Bar el Rejoneo, en calle Betis 31, bar de copas con ambiente flamenco y actuaciones en directo.
  • Bar Lo nuestro, calle Betis 31 A, ambiente flamenco a partir de media noche, baile por sevillanas y muchas rumbas por no profesionales que te harán a lo largo de la noche unirte a la fiesta.
  • La Taberna, en calle Duarte nº 3, pequeño local donde tomar algunas tapas y disfrutar de ambiente flamenco y actuaciones en directo.Decorado como las casetas de la Feria de Abril.

2.- Ir de tapeo por Triana

Triana ofrece una amplia variedad de establecimientos donde disfrutar de su gastronomía, donde, además de esta ruta guiada de tapas y bares, puedes disfrutar de algunos de sus restaurantes con terraza más reconocidos con vistas al río Guadalquivir, o perderte por sus calle e ir de tapas.

Nuestra lista de sitios recomendados dan para otro extenso artículo, pero aquí te señalamos algunos que puedes visitar y para todos los bolsillos:

  • Restaurante Mariatrifulca, en el mismo puente de Triana, y con excelentes vistas sobre el río Guadalquivir si quieres cenar en un restaurante con terraza con vistas impresionantes de la ciudad (Plaza de Toros, La Torre del Oro y la Giralda). Otras opciones: Abades Triana o El Kiosco de las Flores.
  • Restaurante El Sella en la calle Pureza 4, si quieres probar una de las mejores fabadas a nivel nacional.
  • Casa Ruperto, en Av. Santa Cecilia nº 2, especializado en codornices.
  • Bar Las Golondrinas. Aunque tiene dos establecimientos en Triana (el más nuevo en Pagés del Corro), el de la calle Antillano Campos nº 26 es el más tradicional. Prueba la punta de solomillo o los champiñones con salsa de guacamole, y ¡repetirás seguro!
  • Cervecería «La Grande», en calle San Jacinto 39. Cerveza muy fría y un marisco excelente en un pequeño local.
  • Casa Diego, en calle Esperanza de Triana 19. Comida tradicional y tapas a muy buen precio.

3.- Comprar artesanía en el Mercado del Paseo del Arte

Los sábados y domingos, de 10 a 14 horas, en la misma orilla del rio, junto al Castillo de San Jorge, en el Paseo de Nuestra Señora de la O, puedes comprar artesanía local, especialmente pequeños cuadros de pintura, azulejos y pequeñas esculturas de artistas locales.

4.- Realizar un Tour teatralizado por Triana

Una forma muy amena y divertida de revivir las historias de Triana, en un tour de hora y media, donde personajes históricos como Don Rodrigo o Rodrigo de Triana contarán anécdotas e historias sobre la historia de Sevilla y en barrio. Información sobre el Tour teatralizado por Triana y el Tour de misterios y leyendas de Triana.

Un poco y breve Historia sobre este Barrio sevillano

En Triana conviven las tradiciones, el sentido de pertenencia y la identidad colectiva con la modernidad y la vida nocturna. Cuando lo visites te darás cuenta: el barrio de Triana, más que un barrio, es una verdadera ciudad dentro de la ciudad.

Tiempo atrás, esta zona era bastante diferente.

Triana era el arrabal al otro lado del río y una zona vinculada a la ciudad desde la época romana. Nunca estuvo rodeada por las murallas de la ciudad y su única conexión con el casco antiguo era a través de su puente.

Probablemente tiene orígenes romanos como asentamiento fijo, aunque cuenta con restos más antiguos en la zona.

De hecho, la zona de Triana fue elegida para albergar al pueblo gitano, quien hasta entonces había sido nómada. De este modo nació el barrio gitano de Triana, con el río Guadalquivir dividiéndolo del resto de la ciudad. Hasta 1852 no se construyó el Puente de Isabel II, que une el centro de Sevilla con Triana.

En la época de dominación musulmana, el arrabal, y el castillo de San Jorge con sus murallas, era la última plaza antes de tomar el puente para entrar en Sevilla.

Es Fernando III, quien pasa el Castillo a la Orden de San Jorge.

Con el tiempo, este aislamiento ha propiciado el desarrollo de una fascinante barriada, en la que ha podido nacer y difundirse un arte como el flamenco, y en la que marineros, toreros y artesanos de la cerámica han podido sacar a relucir sus habilidades en detrimento de (o quizás gracias a) las condiciones económicas de su barrio de origen.

Triana es un barrio muy vivo para visitar y dar un paseo, diferentes rutas con muchos bares y restaurantes donde se puede disfrutar de la buena gastronomía y el ambiente típico andaluz, uno de los lugares más visitados por los turistas que llegan a Sevilla, un barrio con mucho encanto, en el que podrás disfrutar de su gastronomía, arte y cultura.

¡Casi ná!

No te pierdas estas cosas que ver en el barrio de Triana en Sevilla que te recomendamos para vivir la auténtica experiencia trianera y date un paseo por sus calles, disfruta de una buena manzanilla, date un garbeo por las tiendas de cerámica o prueba el pescaíto frito de algunas de sus tascas.

Y si aún te quedas con ganas puedes ver nuestro post sobre Qué hacer en Sevilla este fin de semana

También te puede interesar otros artículos parecidos a Qué ver en Triana en nuestra categoría Que Ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir