Plaza de España y Parque de María Luisa

Plaza de España         

Esta gran Plaza fue el edificio más grande que se construyó en Sevilla durante el siglo XX. Tiene forma de media elipse (No de medio círculo), con un diámetro de 170 metros en su parte más larga, o lo que es lo mismo es la distancia entre las dos torres que la limitan, Torre Norte y Torre Sur que como sus nombres indican están orientadas a dichos puntos cardinales.

Foto Aérea tomada en 1960 cuando en la Plaza de España se podía aparcar

La Plaza de España ocupa 50.000 metros cuadrados (20.000 construidos y el resto espacio libre) y fue utilizada como Pabellón de España en la Exposición de 1929.

Entre las dos torres y con forma semi-elíptica se levantó una construcción con una parte central de mayor tamaño sobresaliendo de la media elipse y con una galería superior con arcos orientados hacia la parte exterior de la Plaza.

Esta Plaza fué proyectada por el arquitecto sevillano Aníbal González (Arquitecto director de la Exposición Iberoamericana de 1929) y se construyó entre los años 1914 y 1929, inaugurándose en ella el día 9 de Mayo de 1929 la Exposición Iberoamericana (22 días después falleció Aníbal González, el 31 de Mayo de 1929).

Estatua de Aníbal González
Estatua de Aníbal González

La idea de dicha Exposición era celebrar los lazos de unión entre España, Iberoamérica, Portugal y Brasil.

 En el año de 2011 se inauguró una estatua en homenaje a Aníbal González, la cual se situó de frente a la Plaza de España.

Esta estatua, de 2,50 metros de altura, tiene un curioso secreto:

Fue diseñada por tres escultores los cuales habían sido, los tres, padres en fechas cercanas.

Pues bien, disimuladas en la estatua hay tres manos de niños, en homenaje a los hijos que acababan de tener los escultores. Pruebe a visitar la estatua y encontrar las tres manos. 

          Tiene 48 divisiones, correspondientes a 46 provincias españolas (Ordenadas alfabéticamente, empezando desde la Torre Norte) más los dos archipiélagos (Baleares y Canarias), faltando la división de Sevilla, ya que motivos sevillanos se alternan por toda la Plaza entre todas las divisiones.

Plaza de España con la ría
Plaza de España con la ría
Galería superior
Galería superior
División de Soria
División de Soria

En cada una de estas divisiones y a pie de Plaza hay un azulejo de cerámica con algún hecho histórico importante de la provincia de que se trata.

Bajo dicho azulejo, en el suelo, hay un plano de la provincia en cuestión con los nombres y situación de las localidades principales de la misma.

Sobre el azulejo y en la baranda de la galería superior (Tanto de cara a la Plaza como en el interior de la galería) está el escudo de la provincia el cual se encuentra también en el techo de la galería superior. 

           El conjunto es una increíble exposición de azulejos, ya que tanto los bancos para que se sienten las personas como las pequeñas hornacinas (Inicialmente pensadas para que hubiera libros de libre disposición) de separación entre las divisiones entre provincias, como las figuras de españoles ilustres que adornan los arcos de la galería están hechas en dicho material.

Torre Norte
Torre Norte

           La Plaza tiene también una ría de unos 500 metros de longitud por la que se puede pasear en barcas de remo.

           Esta ría está atravesada por cuatro puentes, uno por cada uno de los Reinos que tenía España cuando se produjo el descubrimiento de América (De izquierda a derecha y empiezan desde la Torre Norte, puente de Aragón, Castilla, León y Navarra), cada puente con el escudo identificativo del Reino en cuestión.

            Las dos torres, idénticas, tienen 75 metros de altura cada una y se construyeron pese a la polémica y oposición que surgieron en Sevilla porque se pensaba que le podían hacer sombra a la Giralda, debido a su altura.

Puente de Navarra y Torre Sur
Puente de Navarra y Torre Sur

            En el centro del espacio abierto hay una fuente que rompe el espacio llano del centro de la Plaza. Esta fuente se considera una "hermana pequeña" de la que hay en Barcelona, al pie de la montaña de Montjuich a la entrada del Palacio de Exposiciones. 

           La fuente se ilumina de noche con luces de colores, siendo de especial recomendación acudir a esta Plaza en la noche del Domingo de Ramos al Lunes Santo, sobre las 23,00 horas ya que sobre esa hora la Hermandad de la Paz regresa a su barrio del Porvenir y cruzan por la Plaza con la fuente iluminada. 

            El objetivo de la Plaza una vez acabada la Exposición de 1929 era que formara parte de la Universidad de Sevilla. Sin embargo, se convirtió en sede del gobierno militar.

De hecho, la parte central terminó acogiendo la sede de la Capitanía General de la IIª Región Militar.

A día de hoy, también se encuentra el Museo Histórico Militar de Sevilla, la Subdelegación del Gobierno, la Secretaría de Extranjería y la Dirección Territorial del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Fuente Central
Fuente Central

             Su espectacularidad y grandiosidad han servido también para que en ella se rodaran escenas de multitud de películas siendo de las más conocidas "Lawrence de Arabia" (Con Peter O'toole y Omar Sharif), "El viento y el león" (Con Sean Connery y Candice Bergen) o "La guerra de los clones" (De la serie Star Wars, con Ewan McGregor y Natalie Portman).

Parque de María Luisa

Entre finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII se construye en Sevilla lo que hoy conocemos como Palacio de San Telmo, siendo concebido inicialmente como Universidad de Mareantes, hombres que iban a la mar, y de ahí su denominación ya que San Telmo es el patrón de los navegantes y de los pescadores. 

          Hacia 1841 pasó a ser Universidad Naval Militar, continuando dicha actividad hasta que en 1849 el hijo de Luis Iº Rey de Francia, D. Antonio María de Orleans Duque de Montpensier junto con su esposa Dña. María Luisa Fernanda de Borbón, hermana de Isabel IIª Reina de España, compró el edificio por el precio de un millón y medio de reales  para convertirlo en su vivienda privada. 

           A la par que el Palacio, los Duques compraron también unos terrenos aledaños al mismo y que eran terrenos ocupados por huertas (Hay que tener en cuenta que este Palacio estaba fuera de las murallas de la ciudad), encargando a un jardinero francés llamado André Lecolant la reurbanización de dichos terrenos para convertir esas huertas en un enorme jardín, acorde a la grandiosidad del Palacio. 

           Posteriormente, en el año 1891 el Ayuntamiento de Sevilla pidió a la Duquesa (El Duque de Montpensier había fallecido en 1890) que permitiera la creación de una calle que atravesara los jardines para unir la ciudad, en expansión, con el Río Guadalquivir (Ese es el origen de lo que hoy conocemos como Avenida de María Luisa).

           Dos años después, la Duquesa María Luisa, cede a la ciudad 18 hectáreas de su jardín privado para la creación de un gran parque público con la única condición de que se destinara al servicio y disfrute del pueblo. 

          Tras esta cesión y durante los dos años siguientes, el Ayuntamiento incorpora a los jardines cedidos por la Duquesa varias huertas que había en la zona que hoy conocemos como Plaza de América, para hacer aún más grande dicho parque.

          Posteriormente en el año 1910, el Ayuntamiento de Sevilla encarga al famoso arquitecto paisajista francés Claude Nicolás Forestier la reforma del Parque para prepararlo de cara a la gran Exposición Iberoamericana Sevilla-Barcelona de 1929.

          Las obras duraron cuatro años hasta que, por fín, el 18 de Abril de 1914 se inauguró oficialmente tal y como lo conocemos hoy en día.

Descripción y Diseño del Parque de María Luisa
         

El Parque presenta en sus dos extremos dos Plazas emblemáticas de la ciudad, la Plaza de España (Al Norte) y la Plaza de América (Al Sur) que podemos decir "abrazan" entre ellas el terreno del Parque propiamente dicho. 

Avenida de Isabel La Católica
Avenida de Isabel La Católica
Avenida de Hernán Cortés
Avenida de Hernán Cortés
Avenida de Pizarro
Avenida de Pizarro
Avenida Luis Rodríguez Caso
Avenida Luis Rodríguez Caso

          El Parque tiene cuatro avenidas principales, tres de las cuales son paralelas entre sí, la de Isabel La Católica, la de Hernán Cortés y la de Pizarro y hay una cuarta avenida transversal que cruza las tres mencionadas y que es la Avenida de Luis Rodríguez Caso (Une la Glorieta de los Marineros Voluntarios con la Plaza de España). 

          Entre estas avenidas se encuentran los espacios propios del Parque con más de 20 Glorietas (Espacios con plantas y flores, generalmente en honor a algún personaje famoso, a cuyo nombre se dedica el espacio que ocupa), fuentes y estanques de los que hablaremos en otros espacios.

          De especial consideración es la cerámica y los azulejos que se pueden ver en todo el Parque, ya sea en forma de macetones, de bancos, de farolas o de figuras. 

Estatua de cerámica
Estatua de cerámica
Farola de cerámica
Farola de cerámica
Macetón de cerámica
Macetón de cerámica
Jarrones de cerámica
Jarrones de cerámica

Plaza de América
         

Esta Plaza situada en el extremo Sur del Parque de María Luisa fue añadida al citado Parque cuando el Ayuntamiento de Sevilla añadió al jardín donado por la Duquesa Doña María Luisa, una serie de huertas que había en esta zona, tomando inicialmente el nombre de Plaza de Honor, aunque se le cambió al actual para la Exposición Iberoamericana de 1929.

          En esta Plaza hay tres edificios construidos por Aníbal González entre los años 1914 y 1916 para la Exposición Iberoamericana de 1929 y que son el Pabellón Mudéjar (Actualmente Museo de Artes y Costumbres Populares), el Museo Arqueológico (Impresionante su exposición de mosaicos romanos de Itálica) y el Pabellón Real (Edificio en el que actualmente se piensa montar un museo dedicado a la obra de Aníbal González en Sevilla).

          En la parte central de la Plaza (De forma rectangular) podemos contemplar cuatro glorietas: La glorieta dedicada a Miguel de Cervantes con azulejos que tienen imágenes del Quijote, la glorieta dedicada al escritor sevillano Rodríguez Marín, la glorieta del reloj solar y la glorieta del mapa mural que representa, en azulejos, un plano del Parque de María Luisa.

          En el centro de todo el espacio que ocupa la Plaza hay una fuente que da frescor al entorno, con plantas de nenúfares en la misma.

Fuente central con Pabellón Real al fondo
Fuente central con Pabellón Real al fondo

          También en su extremo Sur está el conocido como Parque de las Palomas, donde los sevillanos van a dar de comer a estos animales los típicos arvejones que venden en unos puestos habilitados para ello. 

     
          También se rodaron en esta Plaza escenas de las películas mencionadas en la Plaza de España, tales como "Lawrence de Arabia" o "El viento y el león". En la segunda de las películas mencionadas hay un espectacular asalto al Pabellón Mudéjar protagonizado por el ejército americano para capturar al gobernador marroquí.


Glorietas 


          El Parque tiene casi 30 glorietas repartidas por toda su extensión, cada una dedicada a alguna personalidad. No vamos a hablar en particular de todas ellas, pero sí mencionaremos algunas de las principales o de las más espectaculares.

          Nos parece justo empezar por la glorieta dedicada a la persona que donó los terrenos a la ciudad de Sevilla para la construcción del Parque y que es la glorieta dedicada a la

Estatua de la Duquesa

          Está situada detrás del Estanque de los Lotos y es una figura sentada en bronce con una flor en la mano (Se piensa que la flor representaba a su hija Dña. María de las Mercedes, esposa del Rey Alfonso XII).

Esta figura no es la original que se instaló en 1929 y que estaba ejecutada en piedra. La estatua original se trasladó a la localidad de Sanlúcar de Barrameda y se situó delante del Palacio de los Duques de Orleans en dicha localidad (En ese Palacio está hoy el Ayuntamiento de la localidad) y en el Parque de María Luisa se colocó la copia de la estatua original, en bronce, que es la que podemos ver en la actualidad.

          La estatua está situada sobre un pedestal en piedra con la inscripción:

"A LA INFANTA MARIA LUISA FERNANDA DE BORBON QUE POR AMOR A LA CIUDAD LE OFRENDO LA MARAVILLA DE ESTOS JARDINES QUE LLEVA SU NOMBRE"

          Seguiremos por la Glorieta dedicada al poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870) que está situada a la entrada del Parque si accedemos a él desde el Prado de San Sebastián y que es una de las glorietas más visitadas por su espectacularidad. 

          En esta glorieta rodeada por una verja de hierro hay una escultura de medio cuerpo del poeta sobre un pedestal, todo en mármol blanco. Se inauguró en el año 1911 y fue costeada íntegramente por los hermanos Álvarez Quintero.

Glorieta de Becquer
Glorieta de Becquer

           A la izquierda de este busto se encuentran las esculturas de tres mujeres de cuerpo entero y también en mármol blanco, a la que se le han dado el significado de las tres fases del amor (La ilusión, su goce y su pérdida) o también el de la juventud, madurez y menopausia de la mujer.

Completan el conjunto dos ángeles, éstos en mármol negro. Uno de los ángeles está de pie y representa a Cupido, Dios del Amor en la mitología romana, en actitud de lanzar flechas amorosas mientras que el otro ángel está caído con un puñal clavado en su costado y representa a Eros, Dios griego del Amor, representado como el Amor moribundo.

          Cerca de esta glorieta de Bécquer está la glorieta dedicada al poeta nicaragüense Rubén Darío y que en lugar de una efigie suya hay un monolito de mármol blanco con el inicio de la obra "Salutación del optimista" que escribió este escritor:

"ÍNCLITAS RAZAS UBÉRRIMAS / SANGRE DE HISPANIA FECUNDA / ESPÍRITUS FRATERNOS / LUMINOSAS ALMAS / ¡SALVE!"

          Otra glorieta muy famosa es la glorieta dedicada a Joaquín y Serafín Álvarez Quintero, los famosos hermanos Álvarez Quintero, poetas y dramaturgos sevillanos (Naturales de Utrera) que está situada al final de la Avenida de Hernán Cortés y que es una de las más grandes del Parque.

Fue diseñada por Aníbal González con forma rectangular y con un estanque en el centro. A los lados hay unos bancos de ladrillo con azulejos en los que figuran las caras de los dos hermanos, así como los nombres de las obras literarias que escribieron.  

          Al lado de esta glorieta hay una muy curiosa que está dedicada a Dante Alighieri, el autor de "La Divina Comedia". Está representado por un busto del escritor sobre una columna de mármol, con dos columnas, una a cada lado.

Esta estatua se colocó en el Parque en el año de 1971, trasladada desde una ubicación anterior que estaba cercana al Real Alcázar de Sevilla.

          También hay una glorieta espléndida dedicada a la soprano madrileña, sentimentalmente muy unida a Sevilla, Ofelia Nieto, fallecida a la edad de 33 años. Es una glorieta de grandes dimensiones flanqueada por altos setos de cipreses y de adelfas.

           Por último y aunque nos es una glorieta propiamente dicha, mencionaremos en este apartado el Monte Gurugú, pequeña elevación de unos 30 metros situada a espaldas del Jardín de los Leones y que ya se instaló en los jardines del Palacio de San Telmo cuando fue adquirido por los Duques de Montpensier en 1849.

Monte Gurugú
Monte Gurugú

Sin embargo, su nombre actual se le puso en 1929 en homenaje a los caídos españoles en la Guerra de África (Desastre de Annual) recordando el monte de igual nombre que hay en las cercanías de Melilla.

          Al pie del Monte Gurugú hay un túnel por el que pasaban los trenes en miniatura que recorrían los 5 kilómetros de vías que había en el interior del espacio que ocupaba la Exposición de 1929.

Había 3 trenes en miniatura (Cada locomotora medía 7,5 metros de largo por 1 metro de ancho), siendo bautizadas las locomotoras con el nombre de las tres carabelas de Colón, "Santa María", "Pinta" y "Niña". Posteriormente se adquirió una cuarta locomotora que fue bautizada como "Sevilla". 

          En Sevilla solo queda una de ellas (La "Niña") a la que aún se puede ver entre los andenes 8 y 9 de la Estación de Santa Justa en Sevilla.

          Las demás glorietas que hay en el Parque son; De Goya, de Torcuato Luca de Tena (Fundador del diario ABC), de Rafael de León, de los toreros, de Gabriela Ortega Gómez, de Concha Piquer, de Mas y Prats, de los hermanos Machado, de José María Izquierdo, de Doña Sol, de la concha y la de Juanita Reina. 

 Estanques

           Varios son los estanques que hay en el Parque de María Luisa, pero al igual que hemos hecho con las glorietas no hablaremos de todos, sino solo de los más famosos o más visitados, empezando por el Estanque (O Isleta) de los Patos.

Este estanque está delimitado por un círculo de piedras que ya existía desde que el jardinero francés André Lecolant diseñó el primer Parque cuando los Duques de Montpensier compraron el Palacio de San Telmo en 1849.

Cuando Forestier, en 1910, rediseñó todo el Parque de cara a la Exposición de 1929 lo mantuvo en la configuración que tenía y que es la que ha llegado hasta nuestros días.

            Se le da el nombre de Estanque de los Patos por el elevado número de estos animales que viven en él, de varias razas y tipos. 

Estanque de los Patos
Estanque de los Patos

            El Estanque tiene en el centro una pequeña isla a la que se accede por un pequeño puente de piedra y que es conocida como Isleta de los Pájaros, dado que en ella existió durante buena parte del siglo XX un pequeño zoológico compuesto exclusivamente por especies de pájaros, que se podían contemplar por los visitantes en jaulas habilitadas para tal fin. 

            Esta Isleta de los Pájaros tiene en uno de sus extremos un pequeño templete de forma hexagonal conocido como "Templete de Alfonso XII", donde cuenta la tradición que el futuro Rey de España, Alfonso XII hijo de la reina Isabel IIª, declaró su amor a Doña María de las Mercedes, quinta hija de los Duques de Montpensier, con la que se casó en 1878.

Doña María de las Mercedes falleció cinco meses después de la boda a causa del tifus, generándose en el pueblo español una romántica leyenda del amor entre ambos.

           Otro estanque que mencionaremos es el Estanque de los Lotos que debe su nombre a la cantidad de estas plantas acuáticas que hay en él. Tiene forma rectangular y en su centro hay otra pequeña isleta a la que no se puede acceder a pie, que tiene a su vez un pequeño estanque con una fuente en su centro. 

           Este estanque está rodeado por una pérgola que ocupan tres de sus cuatro lados, que aporta sombra y frescor al conjunto, por las enredaderas y plantas trepadoras que hay en toda la extensión de la pérgola. El suelo de este espacio es de cerámica vidriada.

           A diferencia del Estanque de los Patos, este estanque sí que fue modificado en su estructura por Forestier en 1910, quedando como lo conocemos hoy en día.

           En este estanque hay, también, una gran variedad de patos de razas y tipos diferentes, con la particularidad de que en el año 2018 llegó a este estanque una pareja de cisnes que se quedaron en el estanque y que en 2020 tuvieron una nidada de dos ejemplares que han completado, ahora en 2021, con una nueva nidada de cuatro ejemplares.

Estanque de los Lotos

Fauna y Flora 

          En un espacio tan amplio como el que ocupa el Parque de María Luisa es lógico pensar que la variedad de especies tanto animales como vegetales es amplísima. 

          De hecho, cerca de 200 especies vegetales están catalogadas, Hay que tener en cuenta que cuando se celebró la Exposición de 1929 se trajeron al Parque gran cantidad de especies propias de Iberoamérica, que se completaron con especies vegetales de los cinco continentes, las cuales unidas a los árboles y plantas ya existentes en los jardines de la primitiva Universidad de Mareantes constituyen un verdadero museo botánico.

           Mencionaremos el gigantesco árbol de las lianas que hay en la glorieta de Gabriela Ortega Gómez que tiene 5 metros de diámetro o los gigantescos ficus o los eucaliptos rojos, con más de 3 metros de diámetro que se pueden ver en varios espacios del Parque.

   
         También hay un árbol curioso que es el llamado árbol de amor porque sus rojas flores tienen forma de corazón, pero que es conocido también como árbol de Judas ya que cuenta la tradición que el citado apóstol de Jesucristo se ahorcó en un árbol de esta especie atormentado por haber traicionado a Jesús. Este árbol se encuentra, principalmente, en la Plaza de América a lo largo de las aceras de dicha Plaza. 

            Larguísima sería la lista de especies que se pueden contemplar en el Parque, por lo que recomendamos vivamente visitarlo (Lógica y preferiblemente en Primavera) y pasear por sus espacios disfrutando de la gran variedad existente.

Martinete en Estanque de los Patos. Foto cedida por el biólogo Jesús Palacios
Martinete en Estanque de los Patos. Foto cedida por el biólogo Jesús Palacios

            En un espacio vegetal de tal tamaño y envergadura es lógico pensar que haya también gran variedad de especies animales, principalmente especies voladoras que encuentran en la cantidad de árboles unos refugios seguros para anidar.

Paseando por el Parque hay unos carteles con las especies que habitaban el Parque en el siglo XX (No se han actualizado) y decimos esto porque en estos carteles no se menciona una especie que tiene en el Parque de María Luisa la mayor colonia de estos animales de Andalucía que es el Nóctulo gigante, el más grande de los murciélagos europeos, animal de hábitos nocturnos que se alimenta solo de insectos y que está viendo peligrar su existencia en el Parque debido a la cotorra verde argentina que ha proliferado en la ciudad de Sevilla, donde han encontrado un hábitat perfecto para ellas.

Estas cotorras, de mayor tamaño que los murciélagos es una especie invasiva de los nidos y huecos en los árboles que tienen los murciélagos, de los que los están expulsando, razón por la que se están instalando unas cajas nidos con agujeros de entrada habilitados para los murciélagos, pero por los que no caben las cotorras al ser de mayor tamaño.

También y recientemente, hace unos meses, se han ubicado en el Estanque de los Patos una pareja de martinetes, especie de la familia de las garzas y que se alimenta de pequeños peces y anfibios.

Tenemos que mencionar que en el estanque de los Lotos y desde hará unos 10 años llegó a este estanque una pareja de cisnes que se quedaron en él y que no habían llegado a criar por la cantidad de visitantes (Incluso algún acto vandálico), pero que con las restricciones de la pandemia se "relajaron" y en 2020 tuvieron una nidada de dos ejemplares que han completado, ahora en 2021, con una nueva nidada de cuatro ejemplares.

Por fin y para despedir este artículo sobre el Parque de María Luisa adjuntamos una foto del plano de la Exposición Iberoamericana de 1929.

También puedes Ver:

         

También te puede interesar otros artículos parecidos a Plaza de España y Parque de María Luisa en nuestra categoría Que Ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir