Las Puertas de la Catedral de Sevilla

Catedral de Sevilla. Santa María de la Sede. Considerada como la catedral gótica más grande del mundo (San Pedro en Roma no es catedral. Es basílica) y como una las diez iglesias más grandes del mundo, si consideramos todas las religiones, tiene unas dimensiones de 126 metros de largo, 85 metros de ancho y una altura máxima de 45 metros en el cimborrio.   

catedral de sevilla

            Aunque siempre se ha afirmado que su construcción se inició en 1401 no se ha encontrado ninguna documentación que avale este hecho, mientras que sí se dispone de una primera documentación sobre el inicio de las obras que se ha encontrado fechada en el año 1433.

De lo que sí se tiene constancia segura es que la última piedra se colocó el día 10 de octubre de 1506.

Hay una leyenda popular por la que se dice que cuando se empezó a hablar de la construcción de esta catedral, en el cabildo catedralicio hubo una persona que dijo la frase siguiente: 

"Apilemos piedra sobre piedra, de tal forma que las generaciones venideras nos tomen por locos". 

           Hoy no vamos a hablar de la catedral en sí, sino que vamos a hablar de las 8 puertas que dan acceso al interior del templo catedralicio, aunque podríamos tener en cuenta una novena puerta que da acceso no al interior del templo sino al Patio de los Naranjos, patio que forma parte del complejo catedralicio y desde el que se accede a puertas que sí dan acceso al interior.

          Sobre esta novena puerta, el lector puede encontrar un artículo monográfico, exclusivo sobre la misma, en este mismo blog bajo el título "La puerta del Perdón de la Catedral de Sevilla".

puerta catedral de sevilla

          Las otras ocho puertas están situadas de la siguiente forma:

          En el lado Norte están la Puerta de la Concepción y la Puerta del Lagarto (También en el lado Norte está la ya citada Puerta del Perdón), en el lado Sur encontramos la Puerta del Príncipe o de San Cristóbal.

En el lado Este hay tres puertas, la de San Miguel, la de la Asunción y la del Bautismo.

Por fin, en el lado Oeste encontramos la Puerta de las Campanillas y la Puerta de Palos o de la Adoración de los Reyes Magos.

          Antes de empezar a hablar sobre estas ocho puertas, hay otra puerta que da acceso a la iglesia del Sagrario, edificio totalmente independiente de la catedral por lo que no consideraremos dicha puerta.

Puertas de la Catedral de Sevilla del Lado Norte

Puerta de la Concepción:

          Es la puerta situada en línea recta con la Puerta del Perdón atravesando el Patio de los Naranjos.

Da entrada a la catedral desde dicho Patio. Ocupa el lado izquierdo de la nave de crucero.

Puerta de la Concepción
Puerta de la Concepción

          Podemos ver en la parte superior de esta puerta las figuras de los doce apóstoles con la figura de Cristo Rey en el centro de los mismos.

Más abajo, en el tímpano, podemos ver una imagen de la Inmaculada Concepción que tiene a sus lados las figuras de San Juan Evangelista y de San Miguel.  

Tímpano de la puerta de la Concepción
Tímpano de la puerta de la Concepción

          Es la puerta más moderna de todas, ya que se terminó en el año 1927, teniendo especial cuidado en construirla imitando al estilo gótico para que no desentonara del resto del edificio catedralicio.

Puerta del Lagarto:

          Es una puerta que está situada a los pies de la Giralda, en su parte Norte y que da acceso desde la calle al Patio de los Naranjos.

Normalmente, es la puerta por la que acceden al interior del conjunto catedralicio los turistas que vienen a efectuar la visita en grupos, no de forma individual.

Es una de las pocas puertas que se conservan de la antigua gran Mezquita aljama almohade, Mezquita sobre la que se construyó esta catedral.

Dado su origen su forma es de herradura, típico del estilo en el que construían las puertas los musulmanes. 

          Desde hace unos meses toda la zona de la Puerta del Lagarto se encuentra tapada por andamios y lonas al estar en rehabilitación toda la cara Norte de la Giralda y como esta puerta está situada justo al pie de la misma, no se puede ver ni fotografiar.

Puerta del Lagarto
Puerta del Lagarto

          Cuando atravesamos su dintel llegamos a una galería cubierta que hay en el lateral del patio de los naranjos, 

          Obligatorio levantar la vista al techo de dicha galería.

Antes de la remodelación actual que se ha hecho de este espacio podíamos ver en este techo un cocodrilo de madera, una fusta, un bastón real y un colmillo de elefante.

Tras la remodelación efectuada en esta nave se han repuesto estos elementos ornamentales. El motivo de todo ésto es el siguiente:

          Aunque no se tiene constancia de una fecha exacta, se piensa que hacia el año 1260 llegó a Sevilla una embajada enviada por el Sultán de Egipto que quería concertar un matrimonio entre el hijo del Sultán y la hija del rey Alfonso X "El Sabio", doña Berenguela, por lo que el Sultán mandó una rica comitiva con multitud de regalos entre los que figuraban (De esto sí que hay constancia exacta) un cocodrilo vivo, un colmillo de elefante y una jirafa pequeña con arreos para ser montada como si fuera un pequeño caballo (Cuentan las crónicas que era montada por los jardines del Alcázar por los hijos de Alfonso X), aparte de joyas, sedas y especias orientales.

          Esta solicitud de matrimonio fue denegada por motivos religiosos al considerarse a los egipcios como "paganos" y no cristianos.

No obstante y como muestra de cortesía,  Alfonso X envió a Egipto un embajador real para informar al Sultán de dicha negativa y para justificar que iba en nombre del rey castellano llevaba un bastón real que le otorgaba la categoría de representante del rey. 

          Cuando murió el cocodrilo se le disecó y se le colgó del techo de la galería, pero al estar expuesto a la intemperie y al paso del tiempo se deterioró tanto que fue sustituido por la actual copia de madera en recuerdo de lo que ocurrió en la ciudad de Sevilla en la segunda mitad del siglo XIII

          Esta historia explica los objetos que hemos explicado que había en el techo de la galería: El cocodrilo de madera en recuerdo del que llegó vivo a Sevilla, el colmillo de elefante (Regalo del Sultán), el bastón real (Por el que llevó a Egipto el embajador real) y la fusta (En recuerdo de la jirafa).  

Elementos ornamentales
Elementos ornamentales


Puertas del Lado Sur

Puerta del Príncipe o de San Cristóbal:

          Es una puerta situada frente por frente al lateral del cercano Archivo General de Indias del que lo separa la calle Fray Ceferino González.  

          Es una puerta relativamente moderna, ya que aunque su diseño se realizó en 1866, no se terminó de construir hasta 1917 y que se caracteriza por estar en color blanco (El paso del tiempo no la ha oscurecido al ser relativamente nueva) y no estar completamente acabada.

Puerta del Príncipe con copia del Giraldillo
Puerta del Príncipe con copia del Giraldillo

          Esta puerta se corresponde con el lado Sur del crucero de la catedral y está siempre cerrada, ya que a través de ella solo pueden acceder a la catedral miembros de la Familia Real española o el propio Papa.

Si estuviera abierta, veríamos la parte de atrás del monumento a Cristóbal Colón, al lado del cual hay un mural enorme de San Cristóbal (Razón por la que se le da el segundo nombre a esta puerta).

          El espacio libre que hay entre esta puerta y las verjas exteriores de la catedral es el lugar por el que entran los visitantes individuales para la visita turística o cultural, a la par que pueden contemplar una réplica a tamaño natural del popular "Giraldillo" que corona la torre de la Giralda y que en realidad es una representación de la Fé. 

Puertas del Lado Este

Puerta de San Miguel o del Nacimiento:

          Debe su nombre a que en el tímpano de la puerta podemos ver representado el Nacimiento de Cristo, que tiene a los lados esculturas de San Hermenegildo y San Laureano.

Todas estas esculturas están realizadas en terracota.

Puerta de San Miguel
Puerta de San Miguel

          La puerta fue realizada en el siglo XV por Pedro Millán y por Lorenzo Mercadante de Bretaña. Es la puerta que está normalmente abierta para el acceso desde la avenida de la Constitución a la parte común de la catedral, la parte de la visita libre (Es la parte que no está incluida en la visita turística) y por la que se accede a la nave de la Epístola (La que está a la derecha de la nave central). 

Tímpano de la Puerta de San Miguel
Tímpano de la Puerta de San Miguel

          Por esta puerta acceden a la catedral todas las hermandades de la Semana Santa sevillana para dar cumplimiento a sus respectivas estaciones de penitencia, tras recorrer la carrera oficial.

Puerta de la Asunción:

          Es una puerta que normalmente está cerrada y que permaneció sin ninguna decoración hasta la segunda mitad del siglo XIX, siglo en el que el Cardenal Cienfuegos y Jovellanos decidió encargar a Ricardo Bellvert que decorara la puerta con las esculturas que a día de hoy podemos admirar.

Podemos ver numerosas esculturas de Apóstoles, de Padres de la Iglesia y de multitud de Santos y Santas (Por ejemplo, Santa Ana, María Magdalena, San Pedro Nolasco, San Benito o San Francisco, entre otros).. Bellvert realizó su labor entre 1877 y 1898. 

Puerta de la Asunción
Puerta de la Asunción

          Esta puerta es la de mayor tamaño de todas las que hay en la catedral y está situada bajo el gran rosetón de la catedral.

En el tímpano podemos ver un conjunto escultórico que representa la Asunción de la Virgen a los cielos, rodeada de ángeles, mientras sobre ella Dios Padre la espera con los brazos abiertos. 

Tímpano de la Puerta de la Asunción
Tímpano de la Puerta de la Asunción

Puerta del Bautismo

          Esta puerta está situada entre la puerta de la Asunción y la puerta de la iglesia del Sagrario.

Puerta del Bautismo
Puerta del Bautismo

          En el tímpano podemos ver la representación del Bautismo de Cristo, que tiene a sus lados esculturas realizadas en el taller de Lorenzo Mercadante de Bretaña y Pedro Millán que las realizaron en el siglo XV, representando a San Leandro, a San Isidoro, a Santa Justa y a Santa Rufina. 

Tímpano de la Puerta del Bautismo
Tímpano de la Puerta del Bautismo

Puertas del Lado Oeste

Puerta de las Campanillas

          Estamos ante una puerta en cuyo tímpano podemos ver la entrada de Jesús en Jerusalén, sobre un burro, entre un coro de ángeles y de profetas que le acompañan, conjunto que fue realizado a finales del siglo XV y principios del siglo XVI por el escultor Miguel Perrín

Puertas de las campanillas
Puerta de las Campanillas

          Debe su nombre a que en esta puerta existían unas campanillas por las que se llamaban a las personas que trabajaban en la construcción de la catedral para comunicarles el inicio o el final de su jornada laboral.

Tímpano de la Puerta de las Campanillas

          A su derecha podemos ver una pequeña puerta que da acceso a la Capilla Real y que se suele abrir para que entren por ella todas aquellas personas que vienen a visitar la Capilla Real el día 30 de Mayo, día de San Fernando, día en el que se abre la urna de plata en la que está enterrado y se expone a todos los visitantes el cuerpo incorrupto del Rey Santo. 

Puerta de Palos o de la Adoración de los Reyes Magos:

          Esta es una puerta que está situada entre la Capilla Real (A la derecha de la misma) y la Giralda (A la izquierda de la misma).

En el tímpano de la misma está representada la adoración de los Reyes Magos, conjunto que fue realizado por el escultor Miguel Perrín y está separada de la Plaza Virgen de los Reyes por una reja realizada en el siglo XV. 

Puerta de Palos

          A esta puerta se accede desde la Plaza Virgen de los Reyes y a través de ella se entra a la nave del evangelio de la catedral.

Es la puerta por la que se entra a la catedral para asistir a los cultos que se celebran en el interior. También es la puerta por la que salen de la catedral las hermandades de la Semana Santa para dirigirse cada una a sus respectivos templos tras efectuar su estación de penitencia.

Tímpano de la Puerta de Palos
Tímpano de la Puerta de Palos

          El nombre popular de "Puerta de Palos" se debe a que en la actual Plaza Virgen de los Reyes existía un edificio conocido como Corral de los Olmos donde se reunían los Cabildos catedralicios y de la ciudad, edificio que fue demolido a finales del siglo XVIII para dar amplitud y visibilidad a la Plaza.

Este edificio estaba unido con la catedral por medio de un pasadizo construido con palos de madera y cuando se demolió el citado Corral de los Olmos, a la puerta de la catedral se le “adjudicó”, popularmente, el nombre de "Puerta de los Palos". 

          Si el lector quiere ampliar la información le remitimos a otro artículo publicado en este mismo blog bajo el título "8 curiosidades de Sevilla que puedes ver paseando por sus calles", concretamente en el apartado "Virgen de los Olmos".

También te puede interesar otros artículos parecidos a Las Puertas de la Catedral de Sevilla en nuestra categoría Que Ver.

También te interesa:

  1. Juan José Pedrero dice:

    Bravo, buen artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir